Comemos lo que dicen las grandes empresas

7 Feb

“Comprar en una gran superficie un kilo de azúcar, un litro de leche o unas galletas puede parecer un acto de lo más cotidiano. Pero bajo esta apariencia subyace la relevancia política de nuestras acciones, incluso las más inocentes”. Es lo que dice Esther Vivas, coautora del libro ‘Del Campo al Plato’ en una entrevista para hazloposible.org.

Las grandes empresas de alimentación consideran los alimentos como cualquier otro producto de consumo, objeto de marketing, para aumentar las ventas y los beneficios. La “soberanía alimentaria” habla de que estos bienes de primera necesidad no deberían depender de las grandes multinacionales, sino de los agricultores y trabajadores del sector, quienes deben hacer uso de la tierra, el agua y las semillas.

“La agricultura industrial, kilométrica, intensiva y petrodependiente se ha demostrado incapaz de alimentar a la población, a la vez que ha tenido un fuerte impacto medioambiental reduciendo la agrodiversidad, generando cambio climático y destruyendo tierras fértiles”, comenta Esther. “Para acabar con el hambre en el mundo no se trata de producir más, como afirman los gobiernos y las instituciones internacionales. Por el contrario, hace falta democratizar los procesos productivos y propiciar que los alimentos estén disponibles para el conjunto de la población”.

Interesante tema el de la soberanía alimentaria y elocuentes opiniones las que revela la entrevistada a Hazloposible.org.

Bitacoras.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: