Ya llegó la Navidad

13 Dic


Llegó ya la navidad. Miles de personas se agolpan en la capital, no sé sabe muy bien por qué motivo…¿compras? ¿pelucas? El caso es que no se puede dar ni un paso fuera de la gigante manifestación. No saldremos a la calle por temas importantes, pero sí salimos a gastarnos un dinero que no tenemos, a intentar pasear entre millones de viandantes y a fomentar esta navidad, como yo diría “de pacotilla”.

No soy una persona creyente, pero confieso que me gusta la navidad. Para mi significa reunión familiar, estar un año más que con las personas a las que quiero. Vamos, es como un gran cumpleaños.

Desde este post quería recordar que no hace falta comprar y comprar. Y en caso de comprar, recordar que podemos realizar un consumo responsable con regalos más pensados.

¿Qué regalos son estos?

Productos de comercio justo. Hay varias ONGs (Intermón Oxfam, Setem, etc..)que tienen tiendas en muchas ciudades de España. Tienen productos de buena calidad y merece la pena comprar en ellos. No sólo tienen alimentos, también tienen objetos de artesanía, entre otros regalos más prácticos.

Productos ecológicos. Hay cada vez más webs, a las que ya he hecho referencia en algún post pasado, que venden frutas, hortalizas y otros alimentos de origen español y tratados con productos ecológicos.

Productos culturales. ¿Qué tal regalar a todos los niños de la familia un libro? Los niños están hasta arriba de juguetes. Por experiencia les regalas uno, lo miran durante cinco minutos y pasan su atención al siguiente. Un libro es un buen regalo. Hay pequeñas librerías (que son mi debilidad) que tienen ediciones muy cuidadas muchas de las cuales son para niños y adolescentes. En Madrid Panta Rhei es una de mis preferidas. Aunque creamos que no, a los niños sí les gustan los libros, porque con ellos usan la imaginación: cómo hacer trucos de magia, cómo hacer figuras de papiroflexia, acercamiento a la sexualidad para los adolescentes, etc. Para los adultos igual, música, libros, entradas a conciertos, etc. Siempre son regalos bienvenidos.

Por último, y para los más mañosos, están los detalles hechos por uno mismo. Una buena foto en un marco para los menos duchos en el tema, un cuadro, o bien unos abalorios, un mueble restaurado, un disco de canciones cantadas por amigos,… muchos son los objetos que se pueden regalar. Hay muchos vídeos en Internet que explican cómo hacer regalos manuales. Solo hay que ponerle un poco más de imaginación, de tiempo y menos euros.

Bitacoras.com

Anuncios